jueves, 9 de mayo de 2013

Madrid, centro de la Tauromaquia

En una de sus crónicas, contaba don Gregorio Corrochano:

Ya vuelven los toreros de alegrar la vida provinciana. Vuelven con la misma aureola con que nosotros les despedimos, que, al fin y al cabo, las provincias no hacen sino aplaudir lo que nosotros aplaudimos, subrayar lo que anotamos como bueno. Madrid impone su criterio taurino al resto de España. Por esto los toreros quieren y temen a Madrid. En frase gráfica, ellos dicen que Madrid es quien da y quita. Aquí se acaba en una tarde una reputación y se hace un torero por el modo de coger el capote. Es mucho Madrid.

Hoy empieza la feria de San Isidro, 2013. ¡Suerte a todos!

domingo, 28 de abril de 2013

¿De donde viene Cuadri?

Copio estas líneas del Opus 15 de Tierras Taurinas, dedicado a la ganadería de Cuadri. En ellas cuenta la verdadera procedencia de esta carismática ganadería, que a lo largo de los años se ha convertido en encaste propio.

Cuadri viene de Santa Coloma, Urcola y Pérez Concha que, a su vez, tenía Santa Coloma y lo antiguo de Pérez Concha que era otro revuelto. Eso viene de revuelto de revuelto. En el 46, mi padre tenía mucho interés en Santa Coloma-Ybarra, que es anterior al cruce con Saltillo: "lo negro". "Lo negro" lo tenía Esteban González, que era un ganadero de Utrera y le había comprado el Conde de Santa Coloma unos 25 años antes del cruce. Entonces, mi padre decidió comprar durante tres años -46, 47, 48-, las camás de eralas por tentar. Pero este hombre no vendía sólo lo de Santa Coloma, sino que decía que tenía que llevarse tó o nada. Mi padre pensó en traerse tó y quitar lo que no fuera Santa Coloma. Porque ya te digo que estaba Santa Coloma, Urcola y Pérez Concha. Pero llegó aquí al campo, empezó a tentar y dijo que pa qué iba a quitar lo otro... y empezó a tentarlo también. De manera que tentó las tres ramas y dejó las becerras que le gustaban de las tres ramas. Ezo pazó tres años seguíos: 46, 47 y 48.

Después, en el 54, seguía buscando lo de Santa Coloma de Esteban González y esto lo tenía José María Lancha, un ganadero de aquí, de la zierra de Huelva, de Zalamea. Y le compró la ganadería a Lancha buscando el Santa Coloma. Pero Lancha, además de esto, tenía Belmonte, Parladé... De manera que otra vez le compró tó y lo metió ahí en la coctelera. En definitiva, era una mezcla de Santa Coloma, Urcola, Pérez Concha y Belmonte. Con eso mezclado en las proporciones iniciales, que prácticamente iban en partes iguales, empezó a aparecer un tipo de toro propio, que es el que tenemos hoy. Él murió sin zaber que había creado un encaste propio. Y zin buscarlo ni penzarlo. Él era mu buen aficionado y en las tientas le gustaba más lo de Urcola que lo de Zanta Coloma... y como buen aficionado que era, empezó a dejar lo que a él le gustaba sin ningún penzamiento de decir "po voy a crear un encaste". 

Palabras de Fernando Cuadri en Tierras Taurinas.



miércoles, 24 de abril de 2013

Miura, un clásico de la cabaña brava.


Después del gran triunfo de la ganadería de Miura en la Feria de Abril, aprovechamos para dedicar una entrada a este legendario hierro en peligro de extinción.
Don Antonio creemos que es consciente de lo que ha conseguido. Parece pensar que su obra es perfecta y no se atreve a alterarla. No quiere tampoco vender sementales.

A pesar de lo que manifiesta, en relación con aquellos, un corresponsal transmitió, a la revista El Toreo, una reseña que decía:

Ayer - se refiere al 14 de marzo de 1884 - en el encerradero de El Empalme se han embarcado cuatro utreros de don Antonio Miura, con destino al ganadero don Francisco Udaeta, el más romántico de toso, cuya reseñas son: Sombrerero, un castaño ojinegro: Choricero, negro chorreado en morcillo; Carcelero, cárdeno oscuro, y Tortolillo, negro, coliblanco y salpicado por detrás.

La noticia, conocidas las ideas del ganadero, causó un gran impacto, reproduciendose en varias publicaciones e, incluso, así figura en la Tauromaquia que dictó Guerrita. pero lo cierto es que no hubo la noticiable enajenación. Entre don Faustino y don Antonio existía una gran amistad, y este, bastante a menudo, como favor muy especial la autorizaba para que padrearan toros suyos destinados a la plaza de Madrid. Reses de muy buena nota que, generalmente, y como costumbre, permanecían en Manzanares el Real, solos o con las hembras, hasta que llegase el día de su lidia. Así sucedió con el toro Perdigón, de nefasto recuerdo, pues hirió mortalmente a el Espartero.

Don Luís Fernández Salcedo, aunque sin aportar pruebas concluyentes, posiblemente basado en los conocimientos adquiridos durante tantos años pasados junto a ganaderos y por la documentación de que pudiera disponer, incide en el tema de los sementales de la casa Miura, haciendo relación de los que se enumeran a continuación.

Se sabe, dice don Luís, que además de los novillos mencionados, en noviembre de 1885, don Antonio vendió a don Andrés Fontecilla un toro llamado Borriquero y dos vacas, escogidos por su conocedor que, con anterioridad, había sido vaquero en la ganadería de Miura. Este semental ligó bien y mejoró la ganadería, siendo lidiado un hijo suyo de nombre Bailador en Linares. Tomó diecinueve varas, mató catorce caballos y, como era por entonces costumbre, se le calificó de bandera por el número elevado de puyazos recibidos. En 1884, prestó tres becerros, lidiados posteriormente en Badajoz, Burgos y Montevideo, a don José Pereira Palha, que dieron excelente juego. También volvió a prestar a este ganadero otros dos en las primaveras de 1886 y 1888. La ganadería de don José Díaz fue cruzada en el año 1886 con un semental de don Antonio y el Escribano, reproductor miureño padreó en la ganadería de don Víctor Biencinto.

También aprovecharon la simiente miureña don Agustín Solís, don Constancio Martínez y Rafael Molina (Lagartijo), que tuvo padreando cuatro becerros. Y aún se enumeran más. Don Fernando Pérez-Tabernero formó su ganadería en 1882 con 25 vacas veragüeñas y un toro de Miura. Un toro cárdeno que se había inutilizado en Madrid antes de ser lidiado, fue utilizado por el marqués de Salas para echárselo a las vacas procedentes de Varela.

Fuera de nuestras fronteras, el ganadero mexicano don José Manuel de la Peña aportó varios lotes de hembras para que padrearan sementales de cuatro conocidas ganaderías españolas, uno de los cuales fue el que le vendió don Antonio y que estuvo con 45 vacas en el potrero de "La Luz".

Y no le faltan, por supuesto, los posibles compradores. pero fue fiel siempre que pudo, también, a su primera idea de no mezclar, de conservar en toda su pureza la ganadería que había creado. Al mismo tiempo decide no ceder sementales y enviar al matadero todas las becerras de desecho. Normas estas que casi ciento cincuenta años después su actual propietario mantiene inamovibles por convicción y respeto a sus antepaados. Contaba este que en cierta ocasión Manuel Benítez (El Cordobés), retirado, le pidió ir a tentar a "Zahariche". "Ya que no maté ningún toro suyo, quisiera, don Eduardo, lidiar una becerra". Así se hizo. Le echaron una, de desecho, que salió estupenda. Acababa la faena, y enterado de la circunstancia del desecho, pidió a don Eduardo quedarse con ella. El ganadero fue, dentro de su amabilidad y cortesía, tajante con ella. La becerra no saldrá de la casa.

Texto: José María Soto Mayor en el libro: Miura, siglo y medio de casta.
Fotos: Costillares del blog: Toro, torero y afición

martes, 23 de abril de 2013

Feliz día del libro


Un día tan especial como es hoy, 23 de abril. Día de San Jorge, día del libro. Es buena fecha para adquirir algún ejemplar importante en las numerosas ferias de libros que se celebran durante estos días.
 
Y en Zaragoza hoy toros de Jaralta para Morenito de Aranda, Pérez Mota y Oliva Soto.

jueves, 18 de abril de 2013

Sobre la feria de Sevilla

Estoy pasando una feria que no me divierto ni un día en los toros. Y es que no se ha lidiado todavía una corrida de toros. El síntoma es fatal. Si en Sevilla, cuna de  toda la afición, se prescinde del ganado, relegándolo a segundo término; si en Sevilla no se le da al toro toda la importancia que el toro tiene en la Fiesta, esta afición, ya hoy muy falsicada, va a perder el poco carácter que le queda.

En Sevilla debían verse los mejores toros, porque pasan del campo a la plaza, sin los inconvennientes de un largo viaje. En Sevilla debiera existir la rivalidad, la noble rivalidad, que es estímulo de ver quién presetna mejor corrida de toros. Están en su pueblo, están en su casa; venimos gentes de todas partes a visitarles, dispuestos a la admiración desde que tomamos el tren y a no regatear ni a hoteleros ni a cocheros, para quienes indudablemente se invetó la feria de Sevilla.

Esto debiera ser la Meca del toreo. Pues no lo es, y cada año lo será menos, porque aquí, cada año tiene menos importancia el toro, y, si me apuran ustedes un poco, diré que también cada año tiene menos importancia el torero. Hubo combinación, que no señaló por no herir susceptibilidades y porque basta con leer el cartel para verlo, que si no dice arriba el cartel que es la feria de Sevilla, nadie lo hubiera creído. Sevilla, que siempre fue una región aparte y única en esto de los toros, cada día pierde más su privilegio, la exclusiva que se le concedió, y por exigencias de unos, condescendencias de otros y compadrazgos de todos, las corridas de Sevilla van acabar por no tener más importancia que las de otra feria cualquiera, y aún citaría yo ferias donde no pasa lo que pasa en Sevilla.

Escribía don Gregorio Corrochano estos parrafos en el inicio de una de sus crónicas de la Feria de Sevilla de 1920. Sin duda, valdría para los tiempos actuales. Sevilla ya no es lo que era. 

 Todo el mundo habla de la media de Morante.

Foto: Mundotoro.

viernes, 12 de abril de 2013

Dolores Aguirre Ybarra, D.E.P











Toro Langosta, número 4. Premiado como mejor toro de San Fermín 2011.

martes, 9 de abril de 2013

Sobre algunos ganaderos

Copio estas líneas de una crónica de Gregorio Corrochano que habla de los ganaderos que crían un toro dócil, noblón y sin emoción para el disfrute de los toreros.

Los ganaderos sólo se preocupan en achicar el tipo, de hacer el toro... simpático al torero. Yo he oído decir a un ganadero: "La corrida no ha sido brava; pero estoy contento, porque a los toreros les ha gustado". Naturalmente: como que para ellos los crían, y toda la afición, y todo el escrúpulo, y todo el amor propio lo han sometido a eso, a que gusten a los toreros. La consecuencia de esta teoría es la degeneración del toro, pues en cuanto le guste al torero (que equivale a decir que disminuye el enemigo, se aleja el peligro y se facilita el toreo), el toro ha desaparecido. Y desaparecerá, porque desaparecer es privarle de fiereza, de pujanza y de esto que llamamos respeto, que no es otra cosa que el miedo que infunde su presencia.

Esta es la quiebra de criar toros para que gusten a los toreros, que éstos pasan, se retiran, se van y el toro queda. Pero ¿cómo queda? Cuando los ganaderos crean que pasado el compromiso ya pueden criar toro a su gusto, entonces no podrán, porque se encontrarán con la ganadería destrozada y, con que para rehacerla hace falta un cultivo de muchos años, de muchos más años que los que emplearon en deshacerla, suponiendo que el remedio pudiera aplicarse a una ganadería ya degenerada.

Gregorio Corrochano.

Los "figurones" de hoy en día aun están más empeñados que las de la época de don Gregorio Corrochano en desaparecer la casta y la bravura en las reses de lidia.


 Foto de Mundotoro.

miércoles, 3 de abril de 2013

Juan Mora, porque si




Hoy se cumple 30 años de alternativa.

Cuando toreo siento que entro en un mundo litúrgico. Concibo el toreo como algo cultural, pero sobre como una religión. Y entiendo también que cuando una faena alcanza esa comunión con el público, el toreo se convierta en una fiesta, en alegría, en emoción, júbilo. Es difícil conectar con la sensibilidad del aficionado y cuando esto sucede se forma una especie de catarsis tan apasionada como inesperada. Aunque vayas con algo preconcebido, tanto el aficionado como el torero, luego todo es improvisación y resulta inesperado. Por eso esta fiesta es tan grande y tan mágica.

Juan Mora en el libro, Tinta y Oro de Noelia Jiménez. Os lo recomiendo.

sábado, 16 de marzo de 2013

Sobre el toro de Miura

Escribe José María Sotomayor sobre el comportamiento del toro de Miura, en el libro, Miura, siglo y medio de casta.

Como en las capas, la variedad es el distintivo del comportamiento, y en él puede resumirse el atractivo principal de la ganadería. Junto a uno bravísimo, habrá otro manso y hasta cobarde. Si uno es fuerte y poderoso, su hermano de la corrida puede ser débil. Uno noble y superior puede tapar al peligrosísimo, aunque este será, por la fama del hierro, el único que se reseñará. El "sexto sentido", que diría Ruiz Miguel, la listeza e intención, son características siempre presentes en un hierro en el que, salvo excepciones, no hay ningún toro "tonto".

lunes, 11 de marzo de 2013

7º festejo de la Feria de la Magdalena.


Me niego a comentar la corrida de hoy.

Por Tragabuches.

Viernes 8 de Marzo de 2013. 6º festejo de la feria de la Magdalena.

Me niego a comentar el horroroso espectáculo que se ha vivido hoy en la plaza de toros. Nos sentimos engañados por la empresa, toreros, ganadero y sobre todo palco presidencial. Una gatada inválida que nunca se debió aprobar. Que nunca se tuvo que enchiquerar. Y que nunca se debió permitir su lidia en este coso como en cualquier de similar categoría. Hacía años que no se veía un encierro tan impresentable.

Fue toda una falta de respeto al toro. A esta profesión y a los compañeros. A la fiesta y sobre todo a los aficionados, pilares imprescindibles que sustentamos esta religión. Vergüenza deberían tener los responsables de este atentado a la afición y a la feria, que solo le faltaba esto. Vergüenza deberían tener los tres matadores que han tenido la gallardía de salir al ruedo para enfrentarse ante tal gatada, de presentación más propia para nobles que se inician en el mundo del toro, como son los becerristas.

Ustedes sigan por este camino. Los antitaurinos no son un problema. Nunca serán amenaza para cargarse la fiesta. Mientras existan personajes como los responsables del fraudulento espectáculo vivido hoy, a la fiesta de los toros le quedan días.

Si esta fiesta es la que quieren, ahí la tienen. Posiblemente asistiré. Pero que no cuenten con mi aprobación.

Tragabuches.


6 enfermos en el ruedo y un enfermero en el callejón

Crónica de Tragabuches.

Jueves 7 de Marzo. 5º festejo de la feria de la Magdalena 2013.
No llega a media plaza.
Corrida de toros de Jandilla y Vegahermosa (2 y 3). De pobre presentación como sus cabezas y pitones para comodidad de los toreros. Hubieran sido aceptables para la novillada del día anterior pese a la edad. Nobles, descastados, mansos, sin fondo la mayoría. Bobalicones que llegaron aburrir. 4 y 5 duraron lo suficiente para cortarles una oreja a cada uno con un público poco exigente. No existió el tercio de varas.

Juan José Padilla, ovación y oreja.
El Cid, silencio y oreja.
Daniel Luque, silencio y oreja.

La amenaza de lluvia persistía. Desfile de chubasqueros por el callejón. Llovió durante los últimos treinta minutos de empezar el paseillo. Pésima entrada. También el encierro de Jandilla remendado por dos toros de Vegahermosa, segundo y tercero. Este un inválido. Toros anovillados, sin apariencia de peligro, desrazados. Esto es la debacle a la que nos llevan los taurinos. La corrida tuvo movilidad, muy noble, tan descastados y flojos que llegaban al último tercio desfondados. Aguantaron cuarto y quinto que fueron aprovechados sin apreturas y en su justa medida Padilla y El Cid. Con el manso sexto, Daniel Luque sacó raza para cortarle una oreja.

Con todo esto la fiesta sigue en Castellón. Una feria que es una ruina. Ya se lo verán al final quién se lo tenga que ver. De toros no se habla mucho porque aun no han salido por chiqueros. Merece ir a la plaza las Aulas donde hay una atractiva exposición de fotografía con apuntes literarios muy interesantes. Esta mañana me ha llevado Ignacio a conocerla. Los autores un matrimonio muy taurino. Noelia Jiménez y Javier Arroyo.

Tragabuches

jueves, 7 de marzo de 2013

Dicen que fue buena

Crónica de Tragabuches.

Miércoles 6 de Marzo de 2013. 3ª festejo de la Feria de la Magdalena.
Casi media plaza. (La familia, amigos y poco más).
Novillos de El Parralejo. Desiguales de presentación, muy nobles, casi bobos, descastados y mansos aunque valieron para cortar más orejas modernas de las que fueron en realidad.

Román, oreja y saludos.
Lama de Góngora, oreja y palmas.
Vicente Soler palmas cariñosas tras dos avisos y oreja.

El encierro que se ha lidiado de El Parralejo es de los que engañan a los gallitos de turno y sabios enterados del "todo los saben", mi querida plebe. Fue un encierro muy noble, que se movió mucho y mal. Se salva de la quema el primero por ser el mejor de los seis. Pero en general no fue buen encierro, porque mansearon. Demasiado dulzones que acabaron por aburrir porque apenas transmitían peligro. Hablando mal, una borregada desmochada que acudían con simpatía y "obediencia" (palabra de su criador) a los cites de unos jóvenes novilleros que quieren ser alguien en esto de los toros. Y eso que algunos no estaban mal presentados (para puerta cerrada), pero al ver esas cabezas que habían pasado por la peluquería...

Ambiente festivalero en las gradas, idóneo para cortar orejas con este público y con el encierro que se había lidiado. Pero los coletudos no dieron la talla y se quedaron con una oreja cada uno y tan panchos.

El primer novillo abanto de salida, veroniqueó como pudo Román. Ya en la muleta el novillo demostró buen tranco, galopando y embistiendo con mucha nobleza. El valenciano realizó una faena de muchos pases sin sentido, algunos muy jaleados por el tendido. pero nunca cogió el aire, siempre al hilo, con postura chafada ante tan suave animal. Duró el noble novillo hasta que dijo basta. ENtró a matar y tuvo que descabellar. Oreja.

Con el cuarto de la tarde, le tocó en suerte un novillo muy noblón que apenas llegó al tendido. Excesiva falta de casta. El de Valencia, trapazo va, trapazo viene, y continuando estando mal colocado.

Había ganas de ver a Lama de Góngora. Muy recomendable por los taurinos. Buen maestro si que tiene, Luís de Pauloba. Alguna verónica meritoria con el segundo de la tarde que apenas tenía pitones. Alguién se los había cortado demasiado. Fue noble y también se movió pero fue a más cansino poco a poco. Lama de Gógora abusó de torear con el pico de la muleta. Muy perfilero. Casi nunca cruzado y descargando la suerte. Dejó algún trincherazo muy jaleado por el público artrista. Mató a la primera y oreja. Con el quinto un mansito, que acudió a los engaños con mucha nobleza, el sevillano siguió con la misma tónica de la tarde. Simulando a las figuras modernas y copiando malos vicios.

Debutaba con picadores el torero de Burriana, Vicente Soler. Quiso agradar a sus paisanos que venían cargados de mucha ilusión. Pero se vió desbordado ante un primer novillo bien cuajado y muy manso. El primer tecio fue un desorden en la plaza. En banderillas demostró una buena exhibición de recortes y movimientos bellos para la galería. Clavó siempre a novillo pasado. Con la muleta muchos pases hasta aburrir. Mal con el descabello, llegando a sonar los  dos avisos. Con el sexto, que fue mas parado, continuó el festival. Lo mejor fue la estocada. 

Hay un dicho que viene de perlas "vísteme despacio que tengo prisa", para el ganadero también va.

Dejamos atrás los días de lluvia. Subió la temperatura, pero el tendido no logra nadie calentarlo. Se anuncia Jandilla para el jueves y García Jiménez para el viernes. Me pregunto a donde vamos a parar.

Tragabuches.


martes, 5 de marzo de 2013

Decir el toreo

Escribe Blanquinoso un artículo en la revista de la UTAC.

Como bien decía Corrochano, no es lo mismo dos medios toros que un toro.

En la feria de la Magdalena anunciaban hierros de famay toreros de campanillas, habitaualmente con la disposición de matar dos medios toros.

Desde aquí pedimosa quien corresponda, no para esta, "Que no tiene arreglo", sino para ferias venideras, una feria con categoría, para poder decir de nuestra Magdalena que es una feria señera, no solo por ser la primera de la temporada oficialmente; sino por ser de verdad, con reses íntegras, con edad de toro, con variedad de encastes en el tipo que estos fijen, corridas igualadas y con la presencia que el aficionado de Castellón merece y demanda. Anunciando toreros de campanillas o no, pero toreros.

Bien es verdad que el empresario con su dinero puede componer los carteles que le convenga, al igual que el aficionado con el suyo. Por lo tanto si vamos, el resto lo pediremos en la plaza.

Blanquinoso

Antoñete tomó la alternativa en Castellón el 8 de marzo de 1953.

lunes, 4 de marzo de 2013

Nos quedamos finos

Crónica de la 1ª de abono de la Feria de la Magadalena por Tragabuches.

Domingo 3 de Marzo. Corrida de toros de la Beneficiencia. 1ª de abono de la Feria de la Magdalena 2013. Casi rozando los tres cuartos de plaza. Buena entrada para lo que se espera este año. Toros de Fuente Ymbro. Desiguales de presentación y comportamiento. Segundo y tercero los más destacados.

Finito de Córdoba, silencio y silencio tras dos avisos.
Matías Tejela, Oreja y saludos tras petición, un aviso.
Iván Fandiño Oreja tras aviso y palmas tras aviso.

Saludan en el sexto toro Pedro Lara y Jesús Arruga.

Se inica la Feria de la Magdalena con la corrida de la Beneficiencia. El pasado año no se celebró, y este, la han incluido dentro de la abono. Se anuncian toros de Fuente Ymbro, muy justitos de presentación y más al ver esos pitones que hablan por si solos. Un encierro desigual, manso, descatado. Lo que viene siendo una corrida de toros moderna. Seis toros con la edad de toro y con la presentaciín de novillo. El segundo de pelaje albahío; aunque unos dicen jabonero, otros melocotón, otros albahío claro. Nadie se pone de acuerdo, ni periodistasm ni mayorales, ni ganaderos, tampoco los aficionados. Tuvo movilidad, pareciendo más bueno de lo que en realidad era. Bravo en la muleta, no le sobró casta al que se encontró un Matías Tejela muy por debajo. Fue el mejor del encierro. El tercero manso y encastado. Fandiño le cortó la oreja. Estos dos toros fueron los que destacarón en toda la tarde. Iván Fandiño lo hizo como matador.

Fuen en el segundo toro de la tarde cuando el público se metió en la corrida. Salía por toriles un bonito jabonero claro. Tímida carita de anovillado. Apretado de carnes, que las lucía bien en sus arrancadas. Con ya casi diez años de alternativa, Matías Tejela lo recibe toreando arrodillado, como si fuera un novillero que acababa de deburtar con picadores, con hambre de triunfos y contratos. Empujó en el caballo, no le castigaron mucho. Tuvo mucha movilidad. Seguía la muleta con codicia. Tejela realizó una faena con muchos pases, sin aburrirse él, pero aburriendo al respetable que veía como se le iba un toro de dos orejas. Tras una mala estocada, caída, se le concedió una oreja. Con el quinto de la tarde, continuó estando vulgar, con una colocación propicia para el pegapases, toreando hacia fuera, sin alma. El toro manso, sin casta, acude a los cites, sin molestar para que Matías más sosegado vuelva a realizar una faena de paseo más que toreo. Acabó con una serie de bernardinas para despertar a los que se estaban durmiendo, y calentar el ambiente a si sus paisanos de adopción, ya que lo tienen a Matías Tejela como torero local por tantos años que ha estado anunciado por estas tierras. Muy bien el presidente Oliver, que no concedió la oreja que pidió este reducto de fieles incondicionales, que hubiera supuesto una puerta grande muy barata, cargandose el prestigio que tiene esta feria.

Sin lugar a dudas fue Iván Fandiño el torero más destacado de la tarde, si algo bueno debemos resaltar de la terna. El de Orduña intentó torear de capa a su primero, que ya daba indicios de su mansedumbre. El toro sin entregarse ni definirse en banderillas, cogió aparatosamente a Jesús Arruga. El mansito tuvo buen galope en la muleta. Fandiño en los medios, le dió distancia, lo citó de largo y el toro vino con prontitud y alegría. Lo enseñó así y tuvo su premio.

El sexto y último de la tarde fue un zambombo de Fuente Ymbro, acapachadito, apretado. Se estrelló contra el peto del caballo de picar. Fandiño realiza un quite por verónicas muy atropellado. Jesús Arruga clava un gran par de banderillas. El púbico lo ve, y estalla una gran ovación. Junto al maño saluda también Pedro Lara. El toro enseguida canta la gallina, correteando por la plaza. Muy bien Fandiño que aguanta las arancadas del manso y con decisión y mando torea en los terrenos donde le ha llevado el toro. Pierde la segunda oreja de la tarde por el descabello.

Entre Finito, Patón y el genuino Simón Casas, se han empeñado en que "el Fino" se despida de la afición de Castellón, que ya le había olvidado. La verdad es que se esperaba mucho más de Finito. Y más aun después de un invierno en que los revisteros se empeñaron en vendernos la moto. Pasó Finito de Córdoba sin pena ni gloria. Muy vulgar y cansino. Faenas largas que aburrieron hasta las banderas que dejaron de moverse. Tampoco el lote fue para ehcar cohetes. Pero sí para dejar algún detalle. Y no esperaremos a Finito, porque dice que se va, esperaremos que así sea para no volver a Castellón.


sábado, 2 de marzo de 2013

Los Fuente Ymbros para la 1º de abono de la Magdalena

 Desde el blog Negro Zahino intentaremos llevar un seguimiento de la feria de la Magdalena 2013 con la ayuda de Chatino y Tragabuches.




martes, 26 de febrero de 2013

El Rincón de Chatino: Los Hilos

Vuelve el Rincón de Chatino con un nuevo artículo.


Cuando uno va a un coloquio taurino, donde el invitado es una figura del toreo, de la talla de S.M El Viti y le escucha contar, con todo el cariño que un hombre es capaz de expresar, la forma con que su abuela, al hacer calceta, recogía los hilillos para juntarlos con el hilo principal, a fin de que no se rompiera, porque con el hilo roto, la obra no quedaba perfecta, se queda pensativo.

Cuando uno escucha por la radio una entrevista realizada al pintor y escultor Ripollés, sobre el hilo, como nexo de unión entre el autor y las personas que interpretan sus gustos, sobre tal o cual obra, también se queda pensativo.

Cuando oye contar a Melchor Zapata, también pintor y escultor, la historia de un acontecimiento que le ocurrió de jovencito en la ganadería de Isaías y Tulio Vázquez, que motivó la creación de la obra que yo he llamado "Bufidos de hierro" y que con un peso superior a los 5000 kg. se exhibe con carácter permanente en la plaza de España de Castellón, le da también de pensar.

Cuando uno ve en TVE el programa de Redes y comprueba que Punset, tras enseñarnos muchas cosas, muestra como recuerdo más importante de su vida, aquello que sus mayores le enseñaron de niño en el campo, haciendo en directo el canto de la perdiz, se queda estupefacto.

Cuando uno va a una corrida de toros, con un encierro de toros serios, o como dicen los aficionados, de las catalogadas "duras" y se pasa por el patio de cuadrillas, para desear suerte a los intervinientes y observa en sus caras la sensación de miedo (porque no olvidemos que se juegan la vida) y de responsabilidad ante lo que les espera, también le da mucho que pensar.

Cuando uno va  a la Universidad de Mayores, para recibir enseñanzas de materias desconocidas o refrescar materias olvidadas de Derecho, Filosofía, Literatura, Economía, Pintura, Música, Constitución, Informática, Redes Sociales, o cualquier otra actividad lúdica, percibe el hilo, como nexo de comunicación entre profesores y alumnos, dándose cuenta que la edad no está reñida con los hilos.

Cuando uno se pone a pensar en las relaciones cotidianas con familiares, amigos, compañeros de trabajo, e incluso con personas, que de forma esporádica, te encuentras en bares, partidas de cartas, corridas de toros, partidos de fútbol, etc... se da cuenta que todos los hilos son necesarios e importantes.

Cuando uno va a un entierro y, tras la homilía, suben al púlpito dos nietas del finado Ignacio y exponen de la forma más sencilla, el cariño y el agradecimiento a su abuelo, por sus enseñanzas y su extraordinario legado, poniendo a "punta de lágrima" a la abarrotada Iglesia de Mosqueruela, se da cuenta que hay hilos en la vida, cuya fuerza es imposible de romper.

Emulando aquella canción que dice: "¡Que no se rompa la noche, por favor que no se rompa!", que nos quedamos con esa nueva: ¡"Que no se rompan los hilos, por favor que no se rompan"!

Jesús Valencia  2013.